Completá tu datos para solicitar tu tarjeta de credito

Tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito son una forma de financiación. Son muy útiles pues permiten que el usuario pague todos los gastos juntos a fin de mes, pero también suponen una responsabilidad pues implican el asumir la obligación de devolver el dinero y pagar los intereses y otros gastos pautados. Sin embargo, el hecho de pagar el total a fin de mes no es el único beneficio de las tarjetas de crédito.

La principal ventaja de las tarjetas de crédito radica en el hecho de que ofrecen solvencia económica.

Muchas veces uno quiere obtener un producto cuyo precio supera la cantidad de dinero de la que uno dispone. En este caso, las tarjetas de crédito ofrecen la solución, pues permiten comprar en cuotas, abonando el total a lo largo de distintos meses. Así, aunque uno no tenga el dinero en efectivo, puede empezar a disfrutar del producto que compró, abonándolo luego, y de esta manera el precio se ve amortizado. Esto es especialmente útil en caso de emergencias médicas o de otro tipo, pues le permiten al usuario disponer de aquello que necesita con urgencia (gastos en la clínica, remedios), abonándolo luego.

Otra de las grandes ventajas de estas tarjetas es el hecho de no tener que usar dinero en efectivo, lo que siempre implica un riesgo. El dinero en efectivo, una vez que es robado no puede ser recuperado, las tarjetas de crédito, en cambio, se anulan por teléfono y se soluciona el problema con facilidad. Y si lo que se desea es tener dinero en efectivo, pero no se dispone de este en el momento, las tarjetas de crédito permiten obtenerlo, retirándolo en un cajero automático.

Además, es posible pagar con tarjeta de crédito vía teléfono o internet, lo que el dinero en efectivo no permite. Así, el usuario puede obtener productos y servicios desde su casa; por ejemplo se pueden abonar entradas a espectáculos o al cine, se puede hacer reservaciones de hoteles, se pueden pagar boletos de avión, se pueden pagar las cuentas de la telefonía celular o el cable y, en algunos sitios de internet, se pueden comprar prendas de ropa, zapatos, perfumes u otros productos, que muchas veces son luego enviados hasta el hogar, y así uno puede hacerse de estos sin moverse de su casa.

Y todas estas ventajas pueden obtenerse fácilmente, pues hoy existen tarjetas de crédito accesibles, que hacen que no sea necesario contar con un ingreso elevado para poder ser dueño de una. Por todo esto, resultan muy recomendables para cualquiera.